Trucos para conservar las patatas correctamente

¡Puntúanos!

 

Prácticamente libres de grasa, las patatas son una fuente de carbohidratos estupenda, principalmente almidón aunque también aportan fibra, vitamina C y B y potasio. Son bajas en sal ya que prácticamente no contienen sodio. Y, además, no contienen gluten, así que resultan perfectas para aquellos que no pueden consumirlo o quieren una dieta libre de él.

 

Temperatura, luz y ventilación

Las patatas se desarrollan bajo la tierra, y ahí es donde se nutren de agua y almidón. Una vez que se recolectan, siguen siendo organismos vivos que sufren una serie de procesos metabólicos y fisiológicos. Por ello, debemos prestar especial atención a las condiciones del lugar en el que las guardamos. De ello dependerá en gran medida lo que éstas nos aguanten. La temperatura, la luz y la ventilación son las cuatro variables que deberemos controlar para que nuestras patatas se conservan correctamente.

 

Trucos para conservar las patatas correctamente

1. Temperatura

Ni mucha calor, ni mucho frío. Con la calor, como la temperatura ambiente de una casa, la patata pierde el agua, se oxida y comienza a brotar. Además, corre más peligro de coger alguna que otra bacteria. Con mucho frío, como por ejemplo en la nevera, se oscurece y pierde sabor. Se vuelve más dulce por el almidón y deja de freír bien.

Lo más recomendable es que se guarden en un garaje o despensa con una temperatura que oscile entre los 7 grados y los 11 grados centígrados. Esa será la temperatura perfecta para una larga conservación.

 

2. Luz

La luz nunca es beneficiosa para la conservación de los tubérculos. Con la luz, los tubérculos permanecen en  estado de latencia y se aceleran procesos como la pérdida de tamaño y turgencia. Así como también proliferan la clorofila y los glicoalcaloides, los culpables de que las patatas se pongan verdes. Este tipo de alteraciones producidas en las patatas por la luz perjudican al sabor de la misma, volviéndola más amarga.

 

Trucos para conservar las patatas correctamente

 

Pero cabe destacar que la oscuridad total tampoco es beneficiosa para las patatas. Lo recomendable es que el sitio donde se almacenen esté ventilado y con luz de penumbra.

 

3. Ventilación

Las patatas son vegetales que necesitan respirar. Es por ello que es frecuente encontrarlas envasadas en bolsas de tela o de rejilla con algunos agujeros. También en cajas de madera o de cartón. Pero nunca se envasan en envases de plástico, ya que eso no favorecería la transpiración. Y para una correcta conservación, es necesario que el aire fluya.

 

4. Humedad

Es la más complicada de controlar. Más de tres cuartas partes de la patata son agua y por tanto necesitarían una humedad relativa de alrededor del 95% para evitar la aparición de bacterias y hongos por condensación. Como mantener esos niveles de humedad en el hogar es prácticamente imposible, una solución para por guardar las patatas en un lugar fresco, pero dentro de una bolsa, para filtrar la luz, y agujereada, para favorecer la transpiración.

 

Otros trucos de conservación de las patatas

Nunca debes guardar las patatas junto con otras hortalizas

Nos referimos a guardar las patatas con las cebollas. Las cebollas liberan un compuesto que provoca que las patatas se estropeen antes y duren menos almacenadas. Evita tenerlas en la misma caja.

 

Trucos para conservar las patatas correctamente

 

Siguiendo este último consejo y controlando las cuatro variedades descritas (luz, temperatura, ventilación y humedad) conseguirás que tus patatas duren más tiempo almacenadas. Y que se mantengan en buen estado. ¡Disfrútalas!

 

Artículos relacionados

La Xunta inicia el pago de...

¡Puntúanos! La plaga de la polilla guatemalteca obligó a 31 ayuntamientos gallegos a...

Las principales variedades de...

¡Puntúanos! La patata es un alimento económico, versátil y nutritivo que se considera...

Trucos para conservar mejor...

¡Puntúanos! Desde tiempos remotos las patatas forman parte de nuestra la alimentación,...

Deja tu comentario