Todo sobre el repollo picudo

5.0
14

 

El repollo es una de las brásicas más cultivadas en Galicia. Se cultiva principalmente en otoño y en invierno aunque se pueden establecer dos épocas de cultivo. Es una variedad común y representativa del grupo de las coles.

El repollo tiene una forma de masa esférica y circular. Tiene hojas de color verde, que pueden ser lisas o rizadas. Sus hojas interiores son más blancas y tiernas que las exteriores. Se consume principalmente cocida, en guisos o en sopas variadas, servida junto a verduras y hortalizas como judías, zanahorias o patatas. Su conservación óptima es en el frigorífico.

Su componente mayoritario es el agua, seguido de los hidratos de carbono. La presencia de cantidades considerables de fibra hace que las coles con repollo tengan un gran poder saciante. Se recomienda para los que padecen hipertensión, enfermos cardíacos y renales.

 

La mejor época para el repollo picudo

El repollo picudo se caracteriza por poseer hojas lisas que varían desde el color verde claro en el exterior hasta hojas de color blanco en el interior. La yema terminal de esta variedad se presenta muy engrosada, siendo ésta la estructura que forma la cabeza del repollo que es de forma puntiaguda.

Los mejores meses para encontrar repollos frescos son de diciembre a marzo. Son hortalizas muy resistentes al frío. Aunque actualmente podemos encontrarlos en el mercado todo el año, es mejor consumir productos cuando estén en plena temporada.

 

El ejemplar de repollo de mayor calidad será aquel duro, crujiente, compacto y pesado en relación con su tamaño. Debemos comprar repollos con hojas interiores y exteriores de diferente color. Si no es así, puede deberse a que las hojas exteriores hayan sido arrancadas para enmascarar la falta de frescura.

 

Características del repollo picudo

Como es habitual en las hortalizas, el componente mayoritario del repollo es el agua, que puede llegar al 92%. Su contenido en hidratos de carbono es bajo (4,3%), siendo destacable su contenido en fibra (2,0%). Contiene proteínas en un 1,4% y cantidades inapreciables de grasa.

De su contenido mineral destacaremos el potasio por ser el que se encuentra en mayor proporción. Pero además podemos citar otros minerales que se encuentran en cantidades muy importantes, y que son vitales para el correcto funcionamiento del organismo, como son: el hierro, el magnesio, el calcio, el cinc y el fósforo. En cuanto al aporte de vitaminas, destaca el elevado contenido de vitamina C sobre el resto de componentes vitamínicos. También tienen gran importancia los folatos y la vitamina A.

 

Beneficios de consumir repollo picudo

El consumo de repollo está extendido por todo el mundo, siendo conocido por ciertos efectos beneficiosos sobre la salud como los que te contamos a continuación: 

  • Afecciones digestivas: el repollo contiene vitaminas y minerales que son favorables para el correcto funcionamiento del aparato digestivo. Es cierto que puede resultar algo indigesto cuando se consume crudo. Pero cocido mejora las digestiones pesadas. Además, gracias a su contenido en fibra, actúa como normalizador del tránsito intestinal. Se recomienda en casos de estreñimiento y colitis.

 

  • Cardiosaludable: este efecto se debe a la escasa presencia de sodio y grasas y a la elevada presencia de potasio en el repollo. Por lo que se recomienda en caso de cardiopatías, hipertensión y arteriosclerosis.

 

  • Obesidad y diabetes: el repollo produce una importante sensación de saciedad, aunque apenas aporte 23 kcal/100g. Y tiene una proporción muy baja de hidratos de carbono, por lo que es ideal para obesos y diabéticos.

 

El repollo picudo en la cocina

El repollo picudo, al igual que otras variedades de repollo, tiene un uso muy versátil en la cocina. En Galicia, es frecuente emplearlo para cocinar caldo, guiso o para acompañar con platos cárnicos. Sin embargo, también puede elaborarse en ensalada, en puré o en crema. Otra opción es rellenarlo de bacalao u otros pescados blancos.

Raramente se come crudo, ya que se hace más pesado. Siempre se consumo cocido. El tiempo de cocción varía en función del grosor del tallo, pero aproximadamente es de 35-40 minutos, excepto olla express. 

 

caldo gallego de repollo
                                  Caldo gallego de repollo

 

Esperamos haberte ayudado, para cualquier duda que tengas puedes contactar con nosotros.

¡Gracias por leernos, de parte de todo el equipo que formamos Hortícolas Javier Miranda!

Artículos relacionados

¿Por qué verduras y...

5.0 01 Quizás te hayas preguntado alguna vez si los términos verduras y hortalizas se...

El licopeno, un beneficioso...

5.0 01   Muchos estaréis de acuerdo en que la ensalada no es igual si no incluye...

La composición de las...

3.8 105   Las hortalizas son un conjunto de alimentos que se cultivan en huertas o...

Deja tu comentario