Razones para comprar directamente al productor

 

Comprar los alimentos directamente al productor te garantiza una calidad inmejorable, el apoyo a la agricultura local y el respeto de la naturaleza y del medio ambiente, entre otras. Aquí te contamos algunas razones por las que comprar tus verduras, frutas y legumbres directamente al agricultor.

 

CONOCES EL ORIGEN DE LOS ALIMENTOS

La compra en el supermercado se ha llenado de envases plásticos que contienen verduras refrigeradas, previamente cortadas e incluso ya precocinadas. Pero, ¿cómo se produce y de dónde viene lo que comemos? 

Especifican el origen detallando sólo si son de origen nacional o, como mucho, de qué provincia vienen envasadas. Pero no concretan ni dan información a cerca de qué productor las ha cosechado.

 

Recogida de patata kennebec de Terras de Miranda

 

La alimentación es lo más importante y determinante para nuestra salud y, por ello, tenemos que consumir productos de gran calidad que sólo se puede garantizar conociendo el origen del producto. Así como también conocer cómo se cultivan los productos.

Con el consumo mayoritario de verduras y frutas sostenibles, nos ahorramos la presencia de productos insecticidas. Los vegetales sostenibles tienen más concentración mineral, más vitaminas, más aceites esenciales, más antioxidantes y menos agua, además de ser más aromáticos y, por supuesto, más sabrosos. Volver a quitar la tierra de las verduras y lavarlas con esmero es una tarea que requiere tiempo, pero que nos aporta más salud, más sabor y más sostenibilidad. ¡Además de más conciencia de lo que nos llevamos a la boca!

Si optas por la compra online al productor, sabes cuál es el origen de los alimentos y conoces a la familia campesina o ganadera y al proyecto de vida que hay detrás. Además, estás atribuyendo valor a una región: los productores locales son auténticos intérpretes de un territorio con una tradición y sabiduría singulares. Y encontrarás toda la información relativa al tipo de cultivo, las variedades, los cuidados y prácticas empleadas, etc en su blog, en sus redes sociales o llamando directamente al productor.

 

PRODUCTOS DE TEMPORADA Y FRESCURA GARANTIZADA

La naturaleza es sabia y, en cada estación, la tierra nos proporciona los alimentos que el cuerpo necesita en función del entorno, de la climatología… Los vegetales podrán crecer en la región sin necesidad de invernaderos u otras técnicas y por lo tanto, tendrán mejor sabor. Además, al no ser importadas de países lejanos no pierden sus propiedades saludables en el camino.  También ayudas a garantizar que los derechos de acceso y la gestión de la tierra, las aguas, las semillas, el ganado y la biodiversidad, estén en manos de aquellos que producen los alimentos, y no a expensas de los lobbies de las grandes cadenas de distribución que actúan como intermediarios.

Los productos de temporada respetan el ciclo natural y el entorno. Son más económicos ya que se reducen los costes y los precios son más competitivos. Por estas razones, consumir fruta y verdura de temporada es siempre lo más recomendable.

 

Repolos
Repollos picudos y rizos de temporada recién recogidos

 

En Terras de Miranda recogemos nuestros productos en el momento óptimo de maduración. El mismo día, los enviamos a tu casa y los recibes en un plazo de 24 horas. Las hortalizas y frutas frescas tienen un sabor exquisito y ofrecen el mejor aporte nutricional. Te dan calidad de vida. Además, el proceso de cultivo es respetuoso con el medio ambiente, haciéndose notar los beneficios tanto en el entorno como en el producto.

 

ES BENEFICIOSO PARA LA ECONOMÍA Y EL DESARROLLO SOSTENIBLE LOCAL

La gran mayoría de los productos que se distribuyen son controlados por muy pocas empresas que no solamente determinan los precios sino también qué y cómo se produce. Especialmente esto ocurre con los productos alimentarios de origen rural. Cada vez hay más especulación y esta situación perjudica no solamente al productor sino también al consumidor final. 

Además, cuantos menos kilómetros recorran los productos alimentarios desde la huerta hasta tu mesa, más frescos y menos huella de carbono producirán (es decir, menos contaminación ambiental por el transporte). Además de fomentar la preservación del paisaje, potenciar la fertilidad de tierras que antes estaban abandonadas y recuperar las especies autóctonas, devolviendo así a la gente la cultura popular de su tierra.

 

Cosecha de puerro

 

Por ello, con tu compra apoyas el desarrollo sostenible de la localidad. Los agricultores proporcionan trabajo a muchas familias y ayudan a mantener la diversidad productiva de la zona. Además, serán claves en un futuro en el que se predice escasez de alimentos.

 

AHORRO DE TIEMPO Y DINERO

Realizar la compra por internet y saber con antelación que recibiremos en casa una cesta cargada de variedad de frutas, verduras, legumbres, patatas y otros productos frescos nos ayuda a poner orden en la compra semanal. Y a despreocuparnos de ir a comprar y de qué comprar. Además de evitar llegar al límite de tener la nevera vacía.

Otra de las ventajas es poder planificar tus menús semanales. Planificar qué comeremos cada día en la comida –nos hagamos o no el táper para ir al trabajo– y en la cena, nos ahorrará pensar qué vamos a cocinar hoy. Al seguir todas las noticias de los productores agrícolas, sabrás qué productos de temporada debes consumir. Al acudir a un supermercado, ves siempre los mismo productos, estén de temporada o no.

 

Nueces
Cesta personalizada por uno de nuestros clientes

 

Planificar los menús semanales de toda la familia es uno de los principios básicos contra el despilfarro alimentario, con lo que ayudarás al desarrollo sostenible. Tener productos frescos limitados y proporcionales al volumen de las personas que comemos en casa es crucial para no comprar de más y evitar que la comida se nos pase en la nevera o en la despensa y tener que acabar tirándola a la basura. También puedes apostar por técnicas como el trash cooking y el batch cooking.

 

FAVORECES LA PLANTACIÓN DE VARIEDADES PERDIDAS

Muchos productores hayan ido abandonando el cultivo de variedades antiguas, pero igualmente saludables y ricas. Patatas, calabazas, manzanas o tomates son productos con un sinfín de variedades tradicionales que muchos productores han empezado a recosechar con el fin de recuperarlas y volverlas a introducir en el mercado. 

Respecto a las patatas, la mayoría de la gente no ha probado más de cuatro o cinco variedades, porque son las que solemos encontrar con facilidad en tiendas y supermercados. Se debe a que son las más demandadas y las que más benefician en términos económicos. Pero el futuro está en alerta por la predicción de escasez de alimentos. Por ello, debemos contribuir a recuperar aquellas variedades perdidas.

Además, descubrir alimentos como el nabo o incluir la remolacha o las flores de calabacín en la dieta enriquece los platos, aporta más variedad de nutrientes y más polaridad de sabores.

 

Flores de calabacín en tempura

 

Este artículo es, para nosotros, uno de los más importantes porque pone en valor nuestro trabajo como productores. Y colabora con construir un futuro sostenible para todos, donde erradiquemos la contaminación y mejoremos la salud de todos los que nos rodean. 

 

¡Gracias por leernos, de parte de todo el equipo que formamos Hortícolas Javier Miranda!

Artículos relacionados

Cestas a domicilio con...

¡Bienvenidos al blog de Hortícolas Javier Miranda!   Una empresa afincada en las...

Aje Lugo premia a Hortícolas...

4.7 / 5 ( 6 votos )

¿Por qué verduras y...

5 / 5 ( 1 voto ) Quizás te hayas preguntado alguna vez si los términos verduras y...

Deja tu comentario