Por qué beber limón cuando estamos resfriados?

El agua con limón se ha utilizado desde siempre para refrescarnos de manera saludable. Pero no solo es un buen refresco cuando el calor más aprieta, sino que además, los beneficios de este cítrico, unidos a los del agua y el azúcar son un buen aliado en los meses de frío para vencer los rigores del tiempo y evitar los temidos resfriados. 

Además de una alimentación correcta y unos cuidados adecuados, hay que resaltar las virtudes del agua con limón frente a las temperaturas adversas en invierno, un preparado utilizado desde siempre en resfriados para disminuir los efectos de los mismos.

 

Los beneficios que nos aporta el limón

El limón aporta vitaminas, elimina toxinas y es un poderoso bactericida. Su alto contenido en vitamina C y flavonoides, ayuda a reforzar el sistema inmunológico. Esta fruta también previene enfermedades de las vías respiratorias. Son ricos en ácido cítrico y ayudan a alcalinizar el organismo y establecer el pH de tu cuerpo. Es uno de los remedios más eficaces para desintoxicar el hígado y eliminar toxinas. Aumenta los movimientos peristálticos de los intestinos y su ácido cítrico ayuda a prevenir y disolver las piedras que se forman en la vesícula. Así como los depósitos de calcio que pueden formar piedras en el riñón.

 

 

Cómo elaborar el preparado de limón para resfriados

Para la preparación de la tradicional limonada simplemente necesitaremos zumo de limón y agua que acompañaremos con algo de azúcar o miel disuelta para darle un buen sabor. Este preparado siempre se asocia a una bebida refrescante, que lo es, ya que contiene altas cantidades de líquidos que hidratan nuestro cuerpo y lo mantienen en perfecto estado sin apenas darnos cuenta. Esta hidratación será beneficiosa y necesaria tanto en verano como en los meses más fríos.

Este preparado es importante a la hora de tratar infecciones ya existentes en el organismo. Por ejemplo, es muy eficaz cuando tenemos focos de infección registrados en la garganta o en la boca, ya que al ingerirlo nos ayudará a eliminar estos focos poco a poco debido a la acción que el ácido cítrico tiene sobre las bacterias que la componen. Por ello que sea muy recomendable un preparado con limón y agua a la hora de mitigar los efectos de resfriados.

 

Agua con limón: Efecto hidratante, antioxidante y digestivo

El limón posee poder hidratante y antioxidante, además de un positivo efecto digestivo.

Junto a su poder hidratante, destaca su poder antibacteriano, sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias, que nos ayudarán a mejorar nuestro estado frente a los ataques producidos por las condiciones adversas de esta época del año. Consumir esta bebida nos ayudará a prevenir y a mejorar nuestra salud en estados de infecciones respiratorias o de garganta.

Al ser un cítrico contiene altas dosis de vitamina C, que tiene una potente acción antioxidante en nuestro organismo. Estos nutrientes reforzarán el sistema inmunitario, ya que la vitamina C se encarga de proteger nuestro organismo de la acción que los radicales libres tienen sobre él. Este efecto se aumentará si a esta bebida le añadimos miel para endulzar, ya que la miel contiene también altas dosis de vitaminas que nos ayudarán a mejorar considerablemente el estado de nuestro cuerpo.

A esto hay que sumar su efecto digestivo, y es que comer con limonada nos ayudará a mejorar la digestión de los alimentos debido a la acción de los ácidos en nuestro organismo, así como a la estimulación que la vitamina C y el ácido cítrico generan en el hígado, mejorando de este modo el proceso digestivo. Esta mejora nos ayudará a acelerar el metabolismo y conseguir quemar más calorías de manera más efectiva.

 

 

Artículos relacionados

Noviembre: temporada de las...

  El nabo es una hortaliza del género de las crucíferas. Antiguamente, se...

Normativa sobre la...

  Desde la campaña 2018, la aplicación de purines con el sistema de abanico y...

Deja tu comentario