Platos típicos gallegos que no debes dejar de degustar

Una de las características más propias de la gastronomía gallega es la alta calidad de sus materias primas, tanto en carnes de todo tipo como productos del mar y en productos agrícolas. Galicia es una comunidad rural, muy centrada en la actividad primaria. Y fruto de esta gran calidad en materias primas, surgen una serie de platos que deleitan todo tipo de paladares.

 

Tres platos típicos gallegos

La clave culinaria gallega es la sencillez. Apenas se transforman las materias primas, se pueden disfrutar en toda su intensidad natural. De los tres platos que vamos a hablar a continuación, te darás cuenta que comparten una técnica en común: la mera cocción.

 

Lacón con grelos

 

Platos típicos gallegos

 

En sus orígenes, el lacón con grelos era un plato típico de la época de Carnaval, porque coincide con el mejor momento del año para la recogida de esta verdura.  Para muchos se ha convertido el plato estrella de la cocina gallega. Es frecuente que todos los gallegos lo cocinen en sus casas, incluso se organizan diversas jornadas gastronómicas en varios puntos de la comunidad gallega.

Es muy sencillo y, sobre todo, apetitoso. Su elaboración consiste en la cocción de todos los ingredientes: lacón, grelos y patatas cocidas. Hay quien lo hace con repollo en vez de grelos. También hay quién lo acompaña de garbanzos y chorizos. Incluso se aprovecha para hacerle un homenaje a todas y cada unas de las partes saladas del cerda: oreja, morro,… 

 

Pulpo «á feira»

 

Platos típicos gallegos

 

Es una receta típica de las ferias y fiestas gallegas, de ahí su nombre “á feira”. Se homenajea al molusco más famoso del mar gallego: el pulpo.

La receta consiste en introducir pulpo limpio de sus vísceras en una olla de cobre donde se cuece para ablandar su carne. Hay quien decide congelarlo. Lo más dificil es alcanzar el punto exacto de cocción. Un truco es añadir una patata, cuando flote nos indica que el pulpo está listo para ser alejado del fuego. 

Tras la cocción es cortado mediante unas tijeras en rodajas de un centímetro de grosor aproximadamente; es servido espolvoreado con pimentón en su superficie. Dicho pimentón es usualmente dulce pero también se lo mezcla con pimentón picante, pero nunca ahumado. Suele acompañarse de patatas cocidas (llamadas cachelos en Galicia). 

 

Caldo gallego

 

Platos típicos gallegos

 

Si hay algo típico en Galicia durante el invierno, es el caldo gallego. Un caldo elaborado con diferentes verduras típicas de las huertas gallegas (como son los grelos, las nabizas, las berzas o los repollos) junto con patatas y unas pocas de fabas. El fondo del caldo es elaborado por carne de cerdo, normalmente salada. También es frecuente añadirle chorizo y panceta. 

Habitualmente se consume en los meses invernales y suele presentarse caliente en un tazón (cunca, como lo llamamos en Galicia) o plato hondo. Es un alimento típico tanto en aldeas como en las ciudades, ya a finales del siglo XX se encuentraba muy extendido por todo el territorio gallego. Aunque bien es cierto que la forma de elaborarlo puede ser diferente dependiendo de la zona.

 

¿Por cuál de estos platos típicos gallegos te decantas?

Artículos relacionados

La ensalada: un plato...

La ensalada más habitual que consumimos en nuestro país es aquella que lleva tomate,...

8 ensaladas perfectas para el...

5 / 5 ( 2 votos ) En épocas en las que comienzan a subir las temperaturas, no somos...

¡Las hojas verdes del puerro...

5 / 5 ( 6 votos )   Mucha gente piensa que el puerro es un tipo de cebolla con poca...

Deja tu comentario