Patatas, el acompañamiento estrella de las comidas

 

Resulta casi imposible concebir la cocina sin patatas. No en vano. Ya que es uno de los alimentos más importantes de la humanidad junto con los cereales. Destaca por su valor nutricional y porque permite múltiples preparaciones siendo lo más común cocinar la patata de tres formas:  cocida, asada o frita. 

Hoy en día, se sitúa como uno de los principales alimentos del ser humano. El consumo de este tubérculo sólo es superado por el trigo, el maíz y el arroz.

 

Composición de las patatas

La patata está compuesta por un 78% agua, 18% almidón y por cantidades variables de vitaminas, minerales y proteínas. De ahí se deriva su alto porcentaje nutritivo. Además, su bajo porcentaje en sodio hace que sea un alimento muy recomendado para aquellas personas que tienen problemas de riñón.

Las vitaminas que incluye son:

  • Tiamina (Vitamina B1)
  • Riboflavina (Vitamina B2)
  • Niacina (Vitamina B3)
  • Vitamina B6
  • Vitamina C

En cuanto a los minerales destacan:

  • Calcio
  • Potasio
  • Fósforo
  • Magnesio

Aunque dependiendo de la variedad la composición varía. También influye si la patata es cultivada en regadío o en secano. De la misma manera que influye el período de maduración, es decir, si se recoge de forma temprana, tardía o semitardía.

 

Plantación de Patata Kennebec
                Plantación de Patata Kennebec

 

Tiene fama de ser un alimento que engorda, pero el problema de las calorías radica en las grasas o salsas agregadas y no en la patata en si.

En definitiva, la patata es un alimento con propiedades antioxidantes, que nos ayuda a mantener en buena forma nuestro organismo y nos defienden de enfermedades cardiovasculares, hepáticas y tumorales.

 

Origen de las patatas

La patata tiene su origen en América del Sur, concretamente los indígenas la cultivaban en las altiplanicies de Chile, Perú y Ecuador. Es una especie de planta herbácea que servía de sustento a los habitantes de las regiones americanas desde hace más de 8000 años. Llegó a Europa tras el descubrimiento y colonización de América y aunque en un principio se pensaba en ella como una curiosidad botánica, su consumo se hizo muy popular en toda Europa.

Según las referencias históricas, la planta de la patata apareció en tiempos muy remotos, pero no fue hasta el siglo XVII cuando se instauró en Europa. En un primer momento, se relacionó este alimento con la necesidad para dar respuesta al hambre.

Hoy en día, la patata kennebec (originaria de Estados Unidos) es la que más destaca en Galicia, la cual contiene una indicación geográfica protegida: IXP Patata de Galicia.

 

Patata Kennebec
                                Patata Kennebec

Su protagonismo en la gastronomía española

Para la gastronomía de nuestro país las patatas son un ingrediente indispensable tanto como plato principal como acompañamiento. Algunos de los ejemplos que podemos señalar son: los cachelos gallegos (patata grande en rodajas cocida en agua con sal y opcionalmente una hoja de laurel) y papas arrugás en Canarias (cocidas con piel en agua con sal y acompañadas de salsa conocida como mojo).

Tortilla española, ensaladilla rusa, marmitako o guisos de carne son otros de los platos que no tienen sentido sin la patata. Combina tanto con pescado como con carne y con cualquier tipo de verdura.

También no faltan en los potajes gallegos, que combinan las patatas con otros productos típicos de la horticultura gallega. Es el caso del caldo gallego de grelos. Para su elaboración, se emplean preferiblemente las patatas kennebec, (debido a la cantidad de almidón que le aportan al agua) las alubias secas y los grelos. Suele elaborarse también con berza o con repollo, dependiendo de la disponibilidad del producto.

 

Caldo gallego de grelos
                  Caldo gallego de grelos

 

Ten cuenta que al existir diferentes clases de patata algunas serán más apropiadas para cocer y otras para freír o asar. En Hortícolas Javier Miranda disponemos en stock de cinco variedades diferentes de patatas: patata monalisa, patata kennebec, patata liseta, patata roja y patata agria

 

  • La patata kennebec es la que mejores resultados proporciona en cuanto al cocinadom sirve tanto para cocer, como para freír o asar.
  • La patata liseta, monalisa y agria son patatas de carne amarilla, muy recomendadas para freír.
  • Mientras que la patata roja es una patata ideal para cocer. Tiene la particulariedad de no deshacerse y tras la cocción se mantiene entera.

 

¡Pruébalas y cuéntanos qué te parecen!

¡Gracias por leernos, de parte de todo el equipo que formamos Hortícolas Javier Miranda!

Artículos relacionados

La Xunta inicia el pago de...

0.0 00 La plaga de la polilla guatemalteca obligó a 31 ayuntamientos gallegos a entregar...

Las principales variedades de...

0.0 00 La patata es un alimento económico, versátil y nutritivo que se considera uno de...

Trucos para conservar mejor...

0.0 00 Desde tiempos remotos las patatas forman parte de nuestra la alimentación, siendo...