Otoño, la mejor época para las legumbres

 

Se conoce como legumbre al fruto de las leguminosas que se desarrollan dentro de una vaina tal como si fueran semillas. Son uno de los alimentos imprescindibles de la dieta mediterránea tanto por su calidad como por la sencillez y rapidez con la que se preparan. A pesar de que se conservan durante todo el año, en otoño se disfrutan como nunca. Es la época de recolección y cuando se termina el verano y comienza a asomarse el frío. La época en la que comenzamos a desear los platos de cuchara otra vez. Las alubias, los garbanzos o las lentejas son algunas de las legumbres ideales para mimar a nuestro paladar y a nuestro organismo en esta época del año.

Hasta los años 60, en los hogares españoles se comían legumbres casi a diario: entre doce y catorce kilos por persona al año. Este consumo se ha ido reduciendo paulatinamente hasta ser insuficiente: alcanzamos una tasa inferior a cinco kilos por persona y año. Las causas son el ritmo de vida actual, en el que se dedica poco tiempo a cocinar y a comer, la falta de conocimientos culinarios o los falsos mitos, como que son productos muy grasos o muy difíciles de preparar. Nada más lejos de la realidad.

 

¡Los expertos recomiendan consumir entre dos y cuatro raciones a la semana!

Otoño, la mejor época para las legumbres

¿Qué nos aportan las legumbres?

Las legumbres destacan por el gran aporte de proteína vegetal que contienen, así como por su poco contenido en grasa, que en la mayoría de sus variedades no supera el cuatro por ciento de su composición. Las legumbres son también una fuente importante de hidratos de carbono, de fibra, y de hierro, además de vitaminas del grupo B.

Las legumbres también son ricas en glúcidos, principalmente en almidón el cual nos aporta una gran cantidad de energía.

Otro de los beneficios a destacar de las legumbres es su cantidad de fibra, que hace de ellas un alimento que favorece la digestión al tiempo que nos ayuda a reducir los niveles de colesterol malo. Nos aportan también minerales como el calcio, el hierro, el magnesio y el zinc, y vitaminas como la niacina, el ácido fólico (especialmente en los garbanzos) y la vitamina B6 (lentejas y alubias).

Otoño, la mejor época para las legumbres

Tipos de legumbres

Existen muchas variedades diferentes en todo el mundo y son parte fundamental de la alimentación de la población en muchas culturas. Pero los tipos de legumbres más conocidos en España son:

 

  • Alubias

Dentro de este grupo, destacan la alubia seca, la alubia verdina, la alubia pinta, la alubia del caldo y la alubia canela. Son los tipos más cultivados en España. En Galicia, destacan por tres de ellas: alubia seca blanca, alubia verdina y la llamada faba do caldo (alubia del caldo). Si nos centramos en el grado de madurez en el que se recoge, agrupamos también a la faba fresca, de reciente aparición.

Otoño, la mejor época para las legumbres

La alubia blanca seca es una de las más conocidas en todo el territorio español. Se trata de la semilla cuando ya está seca y ha completado el proceso de deshidratación. 

Muchos estudios concluyen que es la faba con mayores propiedades nutricionales, entre todas las otras legumbres.

¡En Asturias y Galicia se emplea para elaborar la famosa fabada! Un potaje que combina las mejores carnes de cerdo con un producto de huerta exquisito. Todo un placer para nuestros sentidos. ¿Aún no la has probado? 

 

                                                                      Faba Seca Blanca, de Terras de Miranda

 

La alubia verdina es una variedad de alubia o faba de pequeño tamaño que se recolecta cuando el grano todavía está en estado inmaduro, de ahí el color verde esmeralda que enamora. Se suele degustar en platos de marisco y pescado, tanto en Asturias como en Galicia (en la zona de La Mariña). 

El maridaje típico con los platos de marisco hace que se conozca en Galicia como A Faba do marisco

Es una faba seca poco conocida por el momento, pero que encanta a quién la prueba. 

¡Consulta nuestra receta: Alubias verdinas con rape y centolla!

 

                                                                          Faba Verdina, de Terras de Miranda

 

La faba verde cuando está totalmente desarrollada en la vaina (en tamaño y color) pero todavía no ha comenzado su deshidratación.

Las vainas presentan un color amarillo o amarillo/violeta y están rígidas e hinchadas. Estas semillas inmaduras poseen dimensiones superiores en un 25% a las de las semillas secas, tienen un contenido en humedad alrededor del 60% de su peso y permiten su consumo sin necesidad de un período previo de remojo en agua, evitándose, de este modo, la rehidratación imprescindible para el cocinado de las semillas secas.

Además, la piel es más suave y no hace daño en el estómago.

 

                                                                                                  Faba fresca (verde), de Terras de Miranda

 

  • Lentejas

Las lentejas son redondas y planas, y dentro de ellas también podemos encontrar de varios tipos. Son tradicionales las pardinas, verdinas y castellanas, pero también las hay peladas, negras, naranjas y amarillas, típicas en la India. Estas últimas son más pequeñas y de piel más fina que otras legumbres, por eso no necesitan remojo y se cuecen antes.

Son una buena opción para obtener proteínas vegetales, aunque las lentejas destacan sobre todo por su riqueza en hierro dentro de las legumbres, contribuyendo a prevenir la anemia.

Otoño, la mejor época para las legumbres

                                                                                                                                                                      Lentejas

 

  • Garbanzos

Junto con las alubias y las lentejas, son una de las legumbres más conocidas y consumidas.

El garbanzo más consumido es el castellano, de tamaño medio, forma esférica y color amarillento. Pero destacan numerosas variedades cultivadas en España, todas ellas distintivas por regiones.

 

– Garbanzo Blanco

Es más grueso y alargado, con surcos marcados y color amarillo claro. Se cultiva sobre todo en Andalucía y Extremadura y es muy apreciado por su calidad.

 

– Garbanzo venoso

Es grueso y alargado, de sabor fuerte, básicamente cultivado en Granada.

 

– Garbanzo Predosillano

Propio de Andalucía y Castilla, es de pequeño tamaño y forma redonda.

Otoño, la mejor época para las legumbres

Aunque el garbanzo es típico de los potajes y del cocido de las gastronomía gallega, ahora está muy de moda por la popularidad de platos exóticos y vegetarianos como el hummus y falafel.

 

                                                                                                                                                     Cocido gallego

 

Los guisantes son la semilla comestible de la planta Pisum sativum,  una planta herbácea perteneciente a la familia de las leguminosas. Es originaria de Oriente Medio aunque hoy en día está muy extendida por todo el mundo, sobre todo en la cuenca mediterránea. 

A los guisantes también se les conoce por chícharos o arvejas.

 

                                                                                Guisantes, de Terras de Miranda

 

Por si no te habíamos convencido de que consumir legumbres es lo mejor, queremos que sepas que el cultivo de legumbres ayuda a combatir el cambio climático, mejoran la fertilidad del suelo y, por supuesto, fomentan la agricultura sostenible.

¡Está claro que ya no tienes ninguna excusa para no recuperar la buena costumbre que tenían nuestros antepasados de comer legumbres!

Otoño, la mejor época para las legumbres

Artículos relacionados

Faba de Lourenzá, una...

4.8 / 5 ( 41 votos )   Las condiciones climatológicas y de producción propia de la...

XXVIII Fiesta de la Faba de...

4.7 / 5 ( 12 votos )   La Mariña Lucense ha sido tierra de alubias desde el siglo...

Razones para comprar...

5 / 5 ( 1 voto )   Comprar los alimentos directamente al productor te garantiza una...

Deja tu comentario