Falsos mitos del Pimiento de Padrón

 

Es un habitual en cualquier bar de tapas. Y un clásico de la cocina gallega. De bocado sabroso, picante o dulzón, acompaña bien a la tortilla, los pescados y las carnes. Se sirve frito. No hay discusión. Sí que hay debate acerca de varios falsos mitos que rodean a sus orígenes, gusto y cultivo. Es el pimiento de Padrón, una variedad que en verano alcanza su mejor momento.

 

¿Por qué los Pimientos de Padrón, unos pican y otros no?

 

La frase popular dice: “os pementos de Padrón, uns pican e outros non”. En Galicia, el número de expertos no se puede ni contar. Todo el que se ha comido un pimiento picante cree saber el porqué de ese picor. Algunos apuntan al tamaño y la forma del fruto o a las altas temperaturas. Y es que todo gallego tiene en su pequeña huerta un sitio para estos pimientos y los bares una ración dedicada.

Pero es que el picor tiene su explicación. No depende de la planta, una misma planta puede producir pimientos que no pican y pimientos que pican. ¡Es lo que hace que estos pimientos sean considerados unos de los mejores!

El picor de los pimientos de Padrón se debe a una sustancia llamada capsicina. En realidad es una cuestión de supervivencia, la propia planta la produce para evitar que los animales coman sus frutos acabando con las semillas. Los pimientos que más sol y menos agua reciben son los que más pican. Tal vez por eso en Agosto es cuando más hay más pimientos de Padrón picantes.

Este característico picor depende tanto de característica ambientales como genéticas de la propia planta. Aquí entran en juego la temperatura, la humedad, la fertilización del suelo y la evolución del fruto en la planta.

Hay quién apunta que suelen ser picantes los que mayor dureza presentan y que el picor aparece después de 16 días de que el fruto cuaje en la planta. Incluso se afirma que los pimientos que al freírlos presentan un color verde-amarillento son picantes.

 

 

Los Pimientos de Padrón son de Herbón

 

Su primer cultivo gallego se produjo en Herbón, que pertenece a la parroquia de Padrón. Deben su nombre a la parroquia.

En el siglo XVII, llegó originario de América. Un convento de Franciscanos los cultivaba para ellos y, según cuenta la leyenda, los frailes entregaron la planta a los vecinos para combatir el hambre durante la Guerra Civil. Así se empezó a nivel local, años después llegó el plástico (la producción bajo cubierta) y la venta al público. En los años 70 y 80 explotó comercialmente.

 

¿Los Pimientos de Padrón se fríen con rabo o sin rabo?

 

El pimiento se consume mayormente frito y se sirve con rabo, aunque éste no se come. Lo Pimientos de Padrón se comen con la mano, y el rabo sirve para cogerlos del plato. Hay quién alega que el rabo le puede dar amargor al aceite ya que no deja de ser una parte de la planta que no es fruto.

 

Y tú, ¿que mitos conoces del Pimiento de Padrón?

Artículos relacionados

¿Por qué verduras y...

5 / 5 ( 1 voto ) Quizás te hayas preguntado alguna vez si los términos verduras y...

El licopeno, un beneficioso...

5 / 5 ( 1 voto )   Muchos estaréis de acuerdo en que la ensalada no es igual si no...

La composición de las...

3.7 / 5 ( 107 votos )   Las hortalizas son un conjunto de alimentos que se cultivan...

Deja tu comentario