¿Cuál es la mejor patata para freír?

¿Cuál es la mejor patata para freír?
4.8 (96.98%) 53 votos

 

Las patatas son un alimento básico en la alimentación mediterránea, es por eso que en España se cultivan una gran cantidad de variedades de este tubérculo (aproximadamente existen 300 variedades). Pero no todas sirven para lo mismo, algunas son más adecuadas para hornear, para cocer, para freír, para hacer puré, etc.

 

Patatas según su maduración

Lo primero a tener en cuenta es si vamos a consumir las patatas viejas, las semitardías o las nuevas. De todas las variedades de patata que existen, la que mejor resultados nos proporciona depende de cuando se produce su recogida. Es el momento de maduración lo que define las características de la patata.

Para freír, las patatas viejas no son las más adecuadas, es mejor dejarlas para elaborar cocidos o purés. Las semitardías tampoco son las ideales, pero valen para todo y no quedan de todo mal si las freímos.

Las mejores patatas para freír son las patatas nuevas, aquellas que recogemos en el momento natural de maduración. Además, son las que tienen menos calorías.

 

Recogida Patata

Patata nueva o temprana

La patata nueva, también llamada temprana, se recoge antes de que se complete su período de maduración, entre Marzo y Junio. Es por ello que es más frágil. Además,  tienen un mayor contenido en agua que las patatas tardías por lo que el plazo de conservación es más corto.

En cuanto al sabor, las patatas nuevas son más suaves y ligeramente dulces. 

 

Patata vieja o tardía

La patata vieja, también llamada tardía, se recoge hasta 12 meses después de su punto perfecto de maduración. También se venden como viejas, aquellas patatas que fueron recogidas en el año anterior y que han sido refrigeradas durante meses.

Estas patatas eran las que tradicionalmente se recolectaban durante el otoño. Se dejaban unas semanas enterradas en la tierra para que su piel se volviese más dura. De este modo, se pueden almacenar durante meses para comerlas a lo largo del invierno. Hoy en día, este método sigue siendo muy utilizado por las familias gallegas.

Otro aspecto a destacar de la patata tardía es su alto contenido en almidón.

En cuanto a su apariencia, las patatas viejas presentan una piel oscura, gruesa y arrugada de mayor tamaño que las patatas tempranas. Su carne es de color amarillento y de sabor más fuerte.

Es frecuente conservarlas cubriéndolas con tierra, así el tubérculo no se ve perjudicado por la acción de la luz.

 

Patata Semitardía

Es la patata para “todo”. Se recogen en el momento en que completan su maduración. Generalmente es entre finales de Junio y finales de verano. Son ligeramente más grandes y más secas que las patatas nuevas y su contenido en almidón es de nivel medio, al igual que su humedad.

 

patata kennebec palot

 

Patata según el uso culinario

Seguro que alguna vez te has encontrado con unas patatas fritas ennegrecidas o demasiado dulces. A lo mejor te han quedado más aceitosas de los que querías. Quizá estabas usando alguna patata roja, la más indicada para cocer.

En el mercado encontramos un gran abanico de patatas y tan solo en Europa tenemos unas 300 variedades diferentes de patata. Y no todas ellas son patatas para freír. Por ello es muy importante que las diferencies bien y que compres la que se adapta a tus necesidades.

Para freír

Para freír recomendamos la patata agria, la patata liseta, la patata monalisa y la patata kennebec. Y la mejor de estas todas, sin duda la patata agria.

 

Patata Agria

Amarilla por fuera y por dentro, tras freírla queda crujiente, pero blanda en su interior. Destaca por su buena combinación entre fécula y agua, sus pocos azúcares y su buen peso. Sus características hacen que sea una patata que se adapta a todos los métodos de cocción, lo que representa su punto fuerte. Mantiene su sabor tanto si se cuece como si se fríe o se hierve.

Si eres un amante de las patatas fritas crujientes, la patata agria es tu mejor opción. Es muy utilizada en las grandes industrias, dadas sus características.

 

Patata Agria

 

Patata Liseta

¡Es la patata de carne amarilla, la reina de la fritura!

Su aspecto exterior puede confundirse con la Kennebec, pero su interior es de color amarillo intenso. Su forma es más oscura y alargada. Su carne es compacta y contiene muy pocos azúcares, por lo que sirve se recomienda para freír. La patata liseta no se recomienda para cocer.

 

Patata Liseta

 

Patata Monalisa

Presenta una piel lisa y de color amarillo suave. Se trata de una de las patatas que contiene menos porcentaje de agua, de ahí que sea una de las que mayor beneficio aporta cuando se cocina. Se debe a que contiene en torno a un 20% de almidón. Una de sus ventajas es que está disponible todo el año.

Su uso en la cocina se centra en su bajo porcentaje de agua lo que le impide que se rompa o se disgregue al cocerla y lo que favorece a que las patatas se mantengan más crujientes y secas a la hora de freírlas. Esto ocurre porque se produce un intercambio de agua y aceite, y al retener poca agua, la patata retiene poco aceite. 

Patata Monalisa

Patata Kennebec

La patata kennebec presenta forma ovalada y es de gran tamaño. Su piel es fina y ligeramente moteada. En cuanto a su color, es amarillenta por fuera y blanca en la pulpa. Al tacto es bastante áspera y muy almidonada, lo que hace que tenga mucha consistencia y menor agua. Se trata de una patata semi-temprana o semi-joven disponible durante todo el año y conservada en lugares frescos.

Es baja en calorías y sus hidratos de carbono y almidón son de buena digestabilidad. Contiene proteínas de alto valor biológico y tiene un efecto anti ácido, por lo que la digestión en el intestino delgado será óptima. Otra de sus características es que se trata de la variedad que tiene menos cantidad de fenoles, unos compuestos que resultan de reemplazar un hidrógeno.

El uso fuerte de esta patata radica en la cocción aunque por su textura y composición son recomendadas para asar al horno y a la brasa (para ello, se lavan, se pinchan en varios sitios y se envuelven en papel de aluminio antes de ponerlas en el rescoldo). También para freír, porque su cultivo de secano reduce su composición en agua y no absorbe nada de aceite.

 

Patata Kennebec

 

Esperamos haberte ayudado a descubrir cuál es la mejor patata para freír.

Para cualquier duda que tengas puedes contactar con nosotros.

¡Gracias por leernos, de parte de todo el equipo que formamos Hortícolas Javier Miranda!

Artículos relacionados

La Xunta inicia el pago de...

¡Puntúanos! La plaga de la polilla guatemalteca obligó a 31 ayuntamientos gallegos a...

Las principales variedades de...

¡Puntúanos! La patata es un alimento económico, versátil y nutritivo que se considera...

Trucos para conservar mejor...

¡Puntúanos! Desde tiempos remotos las patatas forman parte de nuestra la alimentación,...

Deja tu comentario