¿Cómo preparar pimientos en conserva?

 

Preparar nuestras propias conservas en casa es una manera muy práctica y útil de tener listo un ingrediente para incluirlo en cualquier momento a la preparación de algunas comidas. En este caso, preparar pimientos en conserva es un plato exquisito que podemos degustar en solitario o añadirlo en ensaladas, guisos, carnes, entre otros. Su incorporación añade sabor adicional a cualquier preparación y en conservas lo tendremos a la mano cuando lo necesitemos. Hacer conservas de pimiento no es muy difícil y tampoco te demandará mucho tiempo. 

 

El pimiento es un alimento muy nutritivo, está compuesto de vitaminas C, cantidad muy por encima de cítricos como la naranja, vitamina A, E, B1, B2 y B3 además de ácido fólico. Esto lo convierte en una muy importante fuente de antioxidantes, por lo que incluirla en nuestra dieta diaria es ideal. Además, los pimientos están en su mejor momento ahora en verano. Es cuando más sabor contienen y conservan mejor las propiedades. 

Por ello, en Hortícolas Javier Miranda, queremos comentar en este post algunos métodos que podéis utilizar en casa para preparar pimientos en conserva, así como algunos consejos antes de iniciar la preparación.

Para la preparación de la conserva se puede utilizar cualquier tipo de pimiento de tu elección: pimiento de piquillo, pimiento morrón, pimiento italiano, pimiento cherry, pimiento jalapeño, entro otros.

 

 

Antes de conservar los pimientos

Después de elegir los pimientos que vamos a utilizar, debes tener preparados los envases de vidrio que vas a utilizar.

Los envases que se necesitan son de cristal que hay en casa, cualquiera que sea de otra conserva anterior. Antes de utilizarlos es necesario esterilizarlos, para evitar que proliferen las bacterias una vez hecha la conserva. Para ello, hay que sumergir los envases en una olla grande con agua caliente, llevarlos a ebullición y dejarlos unos 5 minutos en el agua hirviendo. Luego los retiramos, ponemos boca abajo sobre una toalla para que escurra el agua y se seque bien.

La conserva de pimientos se hace con vinagre. Se debe utilizar uno neutro, es decir, blanco con buena acidez, que no esté aromatizado. Con ello se busca conservar los pimientos, no que se vea afectado el sabor por la intensidad del vinagre. Para envasarlos en vinagre, requieren ser horneados y pelados, porque la piel es muy dura.

Finalmente, cuando se introduzcan los pimientos en los envases de vidrio, se debe eliminar el aire que queda dentro de los pimientos, para evitar que proliferen los hongos. Para ello, se puede utilizar una cuchara para remover el contenido del envase.

 

Pimientos en conserva

 

A continuación, te explicamos cómo puedes conservar los pimiento en vinagre.

 

Pimientos en conserva con vinagre

Los pimientos carecen de ácido natural, de modo que necesitan ser preparados en conserva utilizando vinagre y sal. Sumergir los pimientos en vinagre ayuda a elevar los niveles de ácido y les da un sabor más intenso. Al añadir sal, le añades un sabor más balanceado y lo intensificas. 

Lo primero de todos es lavar bien los pimientos con agua fría y secarlos. Después se hornean hasta que la piel se chamusque, con cuidado de que no se quemen. Así será más fácil pelarlos. Una vez enfríen, se les retira con cuidado la piel. Después de que enfríen, los cortas en tiras o dados, a tu gusto. Debes retirar todas las partes blancas y las semillas que contiene en su interior.  También retirar las partes arrugadas,  machacadas, o que tengan una zona deteriorada.

 

Pimientos en conserva

 

Para comenzar la conserva, necesitarás los siguientes ingredientes:

 

En una cacerola colocar el vino, el vinagre, una cucharada de aceite y sal a gusto. Luego llevar a fuego moderado hasta que rompa el hervor. Cuando comience a hervir, agregar los pimientos cortados y dejar en ebullición 5 minutos. Apagar el fuego y dejar la cacerola tapada unos minutos.

Pasado los minutos, colar los pimientos y dejarlos escurrir sobre un paño limpio para que eliminen todo el líquido. Luego, colocarlos en un frasco previamente esterilizado y agregar las hojas de laurel, los dientes de ajo y los granos de pimienta. Cubrir todo con aceite y cerrar herméticamente. Es muy importante que no queden huecos con aire en el interior, por lo que vamos eliminándolos y rellenando con el líquido necesario, quedando finalmente un centímetro de espacio por encima de los pimientos.

 

Pimientos en conserva

 

Para cerrar los botes herméticamente, deberás cocerlos al baño maría. ¡Los conservarás durante mucho tiempo! 

Con estos consejos, podrás preparar tus propios pimientos en conserva en casa. No solo te sacarán de apuros en la cocina, sino que también le darán un sabor delicioso a cualquier plato. 

 

¡Cuéntanos que te ha parecido nuestro artículo!

Artículos relacionados

¿Por qué verduras y...

5 / 5 ( 1 voto ) Quizás te hayas preguntado alguna vez si los términos verduras y...

El licopeno, un beneficioso...

5 / 5 ( 1 voto )   Muchos estaréis de acuerdo en que la ensalada no es igual si no...

La composición de las...

3.7 / 5 ( 107 votos )   Las hortalizas son un conjunto de alimentos que se cultivan...

Deja tu comentario