¿Cómo hacer el caldo gallego de grelos?

 

Si hay algo típico en Galicia durante el invierno, es el caldo gallego. Un caldo elaborado con diferentes verduras típicas de las huertas gallegas (como son los grelos, las nabizas, las berzas o los repollos) junto con patatas y unas pocas de fabas. El fondo del caldo es elaborado por carne de cerdo, normalmente salada. También es frecuente añadirle chorizo y panceta. 

Habitualmente se consume en los meses invernales y suele presentarse caliente en un tazón (cunca, como lo llamamos en Galicia) o plato hondo. Es un alimento típico tanto en aldeas como en las ciudades, ya a finales del siglo XX se encuentraba muy extendido por todo el territorio gallego. Aunque bien es cierto que la forma de elaborarlo puede ser diferente dependiendo de la zona.

 

Receta: Caldo gallego de grelos

 

Para hacer un buen caldo gallego de grelos necesitas:

  • Un manojo de grelos.
  • 100 gramos de panceta.
  • 1 trozo pequeñito de unto (grasa de cerdo), unos 50 grs (aproximadamente del tamaño de una nuez)
  • Dos chorizos.
  • 200 gramos de alubias blancas.
  • 4 patatas medianas (aproximadamente quilo y medio).
  • Una cucharada de aceite de oliva virgen extra.

 

Caldo

Modo de elaboración

Si las legumbres son frescas, no es necesario que queden 12 horas a remojo. Si son secas, la noche anterior se deben dejar en agua. Lo mismo hacemos con la panceta si es salada, así se irá la mayor parte de sal.

Cuando vayamos a comenzar a elaborar nuestro caldo, escurriremos bien estos ingredientes. Mientras recude el agua, echaremos unos 5 litros de agua en una olla grande y añadiremos las alubias junto con la panceta y la grasa de cerdo. La panceta puede cortarse en trozos antes de cocer, o trocearla después. Lo dejaremos cocer a fuego medio durante dos horas, retirando la espuma cada vez que vaya saliendo.

Mientras se elabora en fondo de nuestro caldo, lavamos, pelamos y cortamos en dados las patatas. Para que el caldo nos quede más espeso, se recomienda utilizar patatas recomendadas para purés. A la hora de cortarlas es necesario que una parte de rompa (en vez de hacer un corte limpio a cada dado), eso dará más consistencia a nuestro caldo gallego. Cuando queden unos 10 o 15 minutos de la cocción del caldo, añadimos las patatas. 

Después, limpiamos y troceamos los grelos. Para que nuestro caldo no quede demasiado oscuro, se recomienda escaldar los grelos, esto es cocerlos durante dos minutos en una olla a parte. Lo último en incorporar a nuestro caldo son los grelos y el chorizo, este último cortado en rodajas. Dejamos cocer hasta que las patatas y los grelos estén cocidos.

A medida que se va cocinando todo es importante ir comprobando el sal. Como la panceta es salada, probablemente no necesitemos añadir más sal.

Por último, dejamos que se mezclen bien los sabores.

 

Consejos para conseguir un buen caldo gallego de grelos

 

  • Este caldo está mejor hecho el día anterior y recalentado porque los sabores se mezclan mejor y se espesa más el caldo.

 

  • Si el caldo queda demasiado suelto, un truco es añadir al final de la cocción unas pocas de alubias y patatas machacadas con un tenedor. Así conseguiremos espesarlo.

 

  • El caldo debe servirse muy caliente. En Galicia, es típico de invierno porque es cuando más frío hace y cuando tenemos los grelos en temporada. En el rural gallego, se consume para combatir el frío.

 

  • Usad siempre la verdura de temporada, lo que aporta muchísimo sabor a este plato es la frescura de los grelos. Si se elabora con grelos de bote, nunca conseguiremos sabor.

 

Variantes del caldo gallego

En invierno, también están de temporada las nabizas, las berzas y los repollos. Además de elaborarlo con grelos, es frecuente que se elabore con estas verduras de temporada. Los ingredientes no varían ni el modo de hacerlo.

 

Caldo gallego de repollo

caldo gallego de repollo

 

Caldo gallego de berza

Caldo gallego de berza

 

Selecciona las mejoras verduras de temporada y prueba esta receta. ¡Te encantará! 

Artículos relacionados

La ensalada: un plato...

0.0 00 La ensalada más habitual que consumimos en nuestro país es aquella que lleva...

8 ensaladas perfectas para el...

5.0 02 En épocas en las que comienzan a subir las temperaturas, no somos capaces de...

¡Las hojas verdes del puerro...

5.0 05   Mucha gente piensa que el puerro es un tipo de cebolla con poca cabeza o...

Deja tu comentario