Alubias verdinas con rape y centolla

 

La alubia verdina es una variedad de alubia o faba de pequeño tamaño que se recolecta cuando el grano todavía está en estado inmaduro, de ahí el color verde esmeralda que enamora.

Se recogen cuando la planta aún está verde y deben secarse en un lugar oscuro y con mucha ventilación.Para el secado de la planta, se cuelgan boca abajo las plantas enteras. Y se desgrana cuando la vaina está seca. Posteriormente, se procesa para seleccionar las fabas verdes. Por último, se separan según el tamaño, seleccionando las más grandes para el envasado. Si se dejan demasiado tiempo en la tierra, el sol producirá que la planta pierda savia, la culpable del color verde. Y se si secan en un sitio con luz, la faba se volverá blanca también.

Se suele degustar en platos de marisco y pescado, tanto en Asturias como en Galicia (en la zona de La Mariña).  El maridaje típico con los platos de marisco hace que se conozca en Galicia como A Faba do marisco.

 

 

Además, al comerciarse como una legumbre seca, puedes comprar faba verdina durante todo el año. En alguna ocasión, hemos ofrecido la degustación acompañada de rape y centolla y muchos de vosotros nos habéis pedido la receta. En este post, te explicamos paso a paso cómo ha sido elaborada:

 

Ingredientes:

  • 500 gr de fabas verdinas
  • Dos centollas
  • 250 gr  de rape
  • Una cebolla
  • Un puerro
  • Dos dientes de ajo
  • Una guindilla
  • Perejil
  • Sal y aceite de oliva

 

 

Como preparar alubias verdinas con marisco:

Lo primero que debes hacer es dejar la alubia verdina en remojo la noche anterior. Al día siguiente, cambias el agua, añades la cebolla y el puerro en trozos junto con una hoja de laurel. Se llevan a ebullición y cuando hiervan, las espumamos y bajamos el fuego al mínimo, para que quede se cocinen poco o poco.

 

Debes mantener cubierta de agua la alubia verdina para evitar que se desprenda de la piel.

 

Mientras se cocina la alubia verdina, ponemos en una cazuela el aceite de oliva con los ajos picados, la guindilla y el perejil. Troceamos la centolla y el rape y los salteamos aproximadamente durante 10 minutos. Después se añade a las verdinas y se cocina todo hasta que queden tiernas y el caldo espeso. Vamos rectificando de sal según nuestro gusto.

¡Así de sencillo!

 

 

¡Te animamos a que compartas con nosotros el resultado de esta receta! 

 

Artículos relacionados

La ensalada: un plato...

La ensalada más habitual que consumimos en nuestro país es aquella que lleva tomate,...

8 ensaladas perfectas para el...

5 / 5 ( 2 votos ) En épocas en las que comienzan a subir las temperaturas, no somos...

¡Las hojas verdes del puerro...

5 / 5 ( 6 votos )   Mucha gente piensa que el puerro es un tipo de cebolla con poca...

Deja tu comentario