8 beneficios de la fruta de hueso

 

Con el verano, comienza la temporada de la fruta de hueso. Esta fruta destaca por ser refrescante, de color llamativo y de sabor dulce. Nos referimos a los albaricoques, los melocotones, las nectarinas y los paraguayos, entre otras. La mayoría son variedades naturales del melocotón, lo que varía es la especie. beneficios de la fruta de hueso

Son frutas ricas en fibra, vitaminas, antioxidantes y minerales. Ideales para llevar de excursión por la montaña, la playa, la piscina o al trabajo ya que ayudan mantener la hidratación y son fáciles de comer. 

En este blog os contamos 8 beneficios de la fruta de hueso.

 

Beneficios de la fruta de hueso

 

1. Refuerzan el sistema inmunológico

Las frutas de hueso son robustas en vitamina C, un potente antioxidante que ayuda a desarrollar un sistema inmunológico h3.

Los niveles más bajos de vitamina C pueden comprometer la producción de anticuerpos que combaten las infecciones y hacer que el cuerpo sea más susceptible a las infecciones. Y si surgiera un resfrío estacional, la vitamina C ha demostrado acortar su duración y mitigar la gravedad. Es decir, su vitamina C estimula la producción de glóbulos blancos que combaten la entrada de virus y las infecciones, ayudando a construir así un fuerte sistema inmunológico.

2. Cuidan la salud de la piel

Las frutas con hueso son ricas en vitamina A que protege la piel, ayudando en la síntesis de melanina que es la defensa natural de la piel contra la radiación solar. Junto con la vitamina C, puede prevenir el daño de la radiación ultravioleta (UV) y reducir el riesgo de cáncer de piel.

La vitamina C también juega un papel fundamental en la creación de colágeno que ayuda a mantener la piel sana, resistente y flexible. 

 

3. Al igual que las zanahorias: son buenas para la vista

Se debe gracias a su contenido de carotenoides, un precursor de la vitamina A, esencial para mantener una buena salud ocular. El color anaranjado de los melocotones, las nectarinas y los albaricoques se debe a los carotenoides. Se trata de un tipo de antioxidantes que ayudan a fortalecer las membranas de la piel y la función inmune de esta, fortaleciendo así la visión.

Esta sustancia se reafirma al cocinar la fruta, por lo que, de vez en cuando, apuesta por cocinarla.

La fruta de hueso también contiene vitamina C, otra vitamina que ayuda a reducir el riesgo de sufrir cataratas, sobre todo en personas de edad.

 

4. Fortalecen la salud de nuestros músculos y nervios

El contenido de fibra de las frutas de hueso pueden ayudar reducir los niveles de colesterol y las propiedades antioxidantes de varios micro nutrientes pueden proteger aún más contra el daño arterial y sus efectos inflamatorios pueden ayudar a regular la presión arterial. Además de ello, si sufrimos una deficiencia de potasio esto nos puede puede provocar fatiga, irritabilidad y aumento de la presión arterial. Las frutas de hueso también contienen una gran cantidad tanto de fibra y propiedades antioxidantes como de potasio.

Todos hemos escuchado alguna vez que los plátanos son muy ricos en potasio, pero lo cierto es que los melocotones también nos ofrecen una cantidad importante de él.

 

5. Promueven nuestra salud digestiva favoreciendo la digestión

Gracias a su alto contenido en fibra, las frutas de hueso promueven la regularidad intestinal, reduciendo el riesgo de hemorroides y manteniendo más tiempo la sensación de saciedad.  También se ha demostrado que esta fibra controla los niveles de colesterol en sangre y el peso corporal.

La mayor cantidad de fibra está en la piel de la fruta, pero es importante lavar la fruta bien antes de comerla.

 

6. Ayudan a luchar contra el síndrome metabólico

El síndrome metabólico es un grupo de trastornos que se presentan al mismo tiempo y aumentan el riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y diabetes tipo 2. Entre los síntomas se incluyen el aumento de la presión arterial, los niveles altos de azúcar en sangre, el exceso de grasa corporal alrededor de la cintura y los niveles anormales de colesterol o triglicéridos.

Tener solo uno de estos trastornos no significa que tienes síndrome metabólico. Pero sí significa que tienes un mayor riesgo de contraer una enfermedad grave. 

Se ha demostrado que las propiedades asociadas con los grupos fenólicos de las frutas de hueso luchan contra el síndrome metabólico. E investigaciones recientes han descubierto que las nectarinas, ciruelas y melocotones contienen una mezcla única de estas propiedades.

 

7. Favorecen la relajación y la conciliación del sueño

Aquí entran en juego las cerezas, junto los melocotones.

Las cerezas son ricas en melatonina, el subproducto de la serotonina y se utilizan para inducir el sueño mediante el control de los ciclos de sueño y vigilia del cuerpo. Por otra parte, el melocotón puede reducir los sentimientos de ansiedad, relajando el cuerpo y promoviendo una noche de sueño más reparadora y profunda. El melocotón es también conocido como el fruto de la calma.

 

8. Fortalecen huesos y dientes

Además de vitamina A y C, también poseen vitamina K. Esta vitamina juega un papel vital en el mantenimiento de los huesos y los dientes sanos, lo que ayuda a reducir el riesgo de caries y enfermedades como la osteoporosis y la osteoartritis.

Dos ciruelas aportan una décima parte de las necesidades diarias de esta vitamina.

 

 

 

 

Estamos en pleno verano, el tiempo perfecto para disfrutar de la temporada de frutas con hueso. No dejes escapar todos los beneficios que nos aportan las nectarinas, los melocotones, las cerezas, las ciruelas,… Y recuerda que debes consumir 5 piezas de fruta y verdura al día.

¡Gracias por leernos de parte de todo el equipo de Hortícolas Javier Miranda!

Artículos relacionados

¿Por qué verduras y...

5 / 5 ( 1 voto ) Quizás te hayas preguntado alguna vez si los términos verduras y...

El licopeno, un beneficioso...

5 / 5 ( 1 voto )   Muchos estaréis de acuerdo en que la ensalada no es igual si no...

La composición de las...

3.7 / 5 ( 107 votos )   Las hortalizas son un conjunto de alimentos que se cultivan...

Deja tu comentario